Buscar
  • Redacción

¿Si es por Morelos?, ¡Claro que es personal!

Prohibido Prohibir

Javier Jaramillo Frikas

El Clarín de Morelos

Estas letras que intentaré fluyan sin más apunte que la realidad que vivimos en la entidad, van dirigidas al señor Jefe de la policía estatal, José Antonio Guarneros Ortiz, vicealmirante de la Armada de Mexico en funciones civiles, contratado para servir a la población del Estado de Morelos hace ya casi tres años.


Los resultados en este lapso son de absoluto fracaso desde su responsabilidad.

Hoy, los morelenses han sufrido más pérdidas cercanas y sentidas que antes de su arribo.

Hoy, el número de crímenes aumentó fuertemente, mucho más que con cualquier otro gobierno estatal, mostrando contundentemente que el proyecto de mando único, coordinado, híbrido o lo que sea, es un fracaso.

Hoy, nos estremece el sangriento evento de ayer domingo en el campo de fútbol de la popular colonia Flores Magon de Cuernavaca, que ráfagas de grueso calibre cobraron la vida de cuatro personas. Es un hecho gravísimo que no resiste comparación con hechos en Tamaulipas o Zacatecas. De ninguna manera puede aceptarse el estribillo, real pero lacerante: “sucede en todo el país”. Ya no.

Hoy, no obstante la velocidad de la información moderna devorada por otras en cortas horas, hiere el asesinato de tres jóvenes en el Bar Casa Bacacho de esta capital, sin que nadie —su policía, la que previene, la que debe estar próxima al ciudadano, la que gasta más que cualquiera otra dependencia—, ni la fiscalía de justicia. —siempre con minúsculas en tanto no se ganen el respeto social— den siquiera un hálito de esperanza a familiares y sociedad. Todos vieron y nadie supo y menos hablo. El miedo es permanente en nuestra tierra.

Hoy, presente cada momento en la más poblada colonia de Cuernavaca, la Antonio Barona, el atentado despiadado de una docena de jóvenes que asistían con un sinnúmero de familias al velorio de otro muchacho fallecido en un accidente. Fue brutal, mataron inocentes, practicamente al azar y 10 meses después los familiares acreditan que en Morelos la Justicia no Existe, pero el dolor en sus hogares nunca cesa.

Hoy, cientos de familias lo vivimos en lo más hondo del ser, formar parte de un número de esta Estadística Negra que atraviesa el corazón.

Hoy, el éxodo de cientos de familias, por la falta de seguridad y la apatía policial, sigue, al grado que el INEGI cuenta casi 200 mil morelenses menos de un censo a otro. Ahí la contundencia de esta mendiga realidad.

Hoy, vicealmirante, hoy, señor Ortiz Guarneros, hoy, jefe de la policía estatal, hoy, responsable de la seguridad pública del Estado, hoy, debe coger sus pertenencias y meterlas en sus maletas, porque hoy, reprobado a la vista, sin necesidad de revisión oficial, profesional. Hoy, tiene usted la ventaja de tener en un buen lugar a su familia. Hoy, nosotros, los de siempre aquí, no contamos con ese privilegio o condición.

Hoy, sin embargo, puedo enumerar en diversos tonos y formas, un sentimiento que compartimos cada vez más los habitantes de esta tierra:

—¿Hoy, señor comisionado, considerará renunciar y volver a su hogar?

—¿Hoy, vicealmirante, tiene conciencia para aceptar su fracaso como funcionario civil en Morelos?

—¿Hoy (permítame insistir) dará oportunidad a Morelos para que prueben un nuevo responsable de la policía, el que cuando menos “medio inquiete” a la delincuencia común y la organizada, es decir, desde un Roba llantas hasta los de alto relieve?

—¿Hoy, está probado, nadie de estos sectores le tienen tantito respeto a usted don José Antonio

—Hoy pedimos a las mujeres de la familia, no usen su auto, porque los asaltos sobre todo a damas al volante son muchísimos y cada vez más violentos.

—Hoy, rogamos a hijos, nietos, no acudan a centros de diversión porque la muerte ronda. Y agregaremos que tampoco a las canchas de fut. Hoy, en gran parte por el fracaso suyo y de sus cercanos colaboradores, a la vigorosa juventud morelense les hemos llenado de temores, lo cual es una infamia.

Hoy, que sea hoy, señor vicealmirante José Antonio Guarneros Ortiz, haga el favor de irse, de regresar desde donde lo enviaron.

Hoy, comprobado su fracaso, tiene que dejarnos, por favor.

Hoy, jefe de la policía de Morelos, le ruego, le exijo:

¡¡¡VÁYASE!!!

2086 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo