top of page
Buscar
  • Redacción

Prohibido🚫Prohibir Por Javier Jaramillo Frikas

El Clarin de Morelos

18/dic/22

JJFrikas

Prohibido🚫Prohibir

Javier Jaramillo Frikas

  • Abrazo fuerte a Ciro Gómez Leyva


Son momentos que políticos y servidores públicos realicen el balance de su trabajo anual. Dejemos a la inmensa mayoría, a los comerciantes, empresarios, transportistas, obreros, empleados, a toda esa gente de bien, y lancemos la invitación a los obligados a tomar hoja y lápiz y sin engaños, anoten logros y fracasos.


Y que hagan trizas las hojas del balance, las quemen o echen en la basura. El contenido se aloja en su conciencia, recurre a sus demonios (y ángeles, porque no) y se planta ante la realidad del estado de las cosas, por ejemplo, que para satisfacción o angustia rindan cuentas ante las instancias que los fiscalizan administrativa y financieramente.


Hoy mismo, en el reducido círculo del poder que incluye a medios y personajes ya aliados o simples apéndices, se vive inquietamente. Quienes traen un pleito “a navaja limpia” son la mayoría de los diputados con el comúnmente desacertado gobernador Cuauhtémoc Blanco.


Comentario casi al calce del columnista: sus asesores, colaboradores u ofrecidos, deben obligar a Blanco a hacerles caso y colocarle un zíper en la boca y una correa detrás del cinturón, que evite las banqueteras cotidianos con sus naturales barbaridades, como llamar “venganza” a tener la gran mayoría de legisladores en contra, no lograr su presupuesto e irse “a la controversia” cuál si está ya esté decretada a su favor por la Suprema Corte.

Venganza es la reacción a una acción, dicta el sentido común.

Dos reales enemigos ha tenido Cuauhtémoc en sus cuatro y más años:

—Su pleno desconocimiento en la cosa pública.


—Y la soberbia de trato a TODOS, empleados del gobierno que no suyos y sectores locales. Y agregamos: sigue sin conocer los terrenos que pisa.

Que Cuauhtémoc sea vocero del Gobierno ha sido puntos en contra del Gobierno y del mismo Cuauhtémoc. Su probada ignorancia de los temas, incluso los elementales, están fuera de su alcance, prueban además que ha reprobado y debe considerar el uso de la puerta del frente y perderse entre los demás.

Para acabar temprano:

La gran preocupación del todavía gobierno de Cuauhtémoc —aunque legalmente es cabeza de su institución, el Estado está muy alejado de él y sus cercanos—, según se observa, no es que tenga cinco de veinte diputados a su servicio (que es una desventaja fundamental), o que su propuesta de paquete económico se rechazó y la mayoría de la soberanía y ahora si autónoma legislatura lo someta legal y públicamente, lo que inquieta a Bravo y su camarilla son unas siglas que anotamos en seguida:

La ESAF, cuyas siglas corresponden a Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización.

Es, en su aplicación correcta, profesional —no ejercida con tendencia de instrumento malicioso—, algo así como el insecticida que combate, incómoda o echa a correr a insectos y hasta roedores. La ESAF depende del Congreso legalmente, pero desde su creación se rendía y daba cuentas al ejecutivo que, a propósito, nombraba al titular y colaboradores.

Hoy, no queda siquiera una persona que reciba instrucciones del gobernador y su gente. Lo anterior ha sido, con lectura real según la batalla de “bóxer” y machetes entre Blanco y “los 15”, de lo poco que asimila de enseñanza de la cosa pública el ex futbolista, es que la ESAF puede ser el medio que los conduzca a otros escenarios no previstos por “su burbuja”, digamos auditorias con posibles juicios, juicios con caminos de orden penal, con el chance que hecha orden penal, el paso siguiente sea una fría celda.


¿Así de probable?

Si, así. Y esto no es de bravatas ni de “aventarse un tiro” como lo canta diario.

No. La imprudencia, impericia, insolencia, inconsciencia de Blanco y su banda, lo llevaron al callejón.

Y se avista desde ahí la avenida con sus luces. De él y los suyos depende llegar donde la gente camina. Acá, en la oscuridad que ha creado, ya no se puede.

Vorágine

Aritmética legislativa.— ¿Que cambia de condiciones en el Congreso que la justicia electoral determine que Macrina Vallejo entregue la junta política a Arturo Perez Flores? Es sin duda una buena noticia para los tres de Morena con la sobrina de la maestra Gordillo y la licenciada Mirna Zavala, que forman el grupo de “Los Cinco”. El resto, los ya renombrados “Quince”, son parte de todas las comisiones —que maneja la junta, donde se vota y decide en simple mayoría que los cinco no tienen—. Tal las cosas, Macrina, Paola Cruz y Alejandro Martinez, los otros tres de Morena, seguirán en la entraña del partido que fundaron y con los 12 restantes que de Resistencia pasaron a Mayoría Calificada.


¿Entonces que va a suceder? Poco o nada. En ese poder soberano manda la mayoría, y si tienen la Simple y la Calificada los mismos, diría Julio Iglesias: “La vida sigue igual”.

518 visualizaciones1 comentario
Publicar: Blog2_Post
bottom of page