Buscar
  • Redacción

APRUEBA CABILDO DE CUERNAVACA CÓDIGO DE ÉTICA PARA LAS Y LOS SERVIDORES PÚBLICOS DEL MUNICIPIO

A fin de que la administración municipal se incorpore en la sinergia que el país lleva para contrarrestar los efectos de la corrupción en la sociedad, integrantes del Cabildo de Cuernavaca aprobaron en la pasada sesión ordinaria el Código de Ética para las y los Servidores Públicos del Ayuntamiento y sus organismos descentralizados, que garantizará un actuar con base en los derechos humanos, profesionalizando y normando la función institucional por medio de acciones afirmativas.



En la exposición de motivos, la regidora presidenta de la Comisión de Gobernación y Reglamentos, Paz Hernández Pardo, señaló la necesidad de expedir directrices que constituyan los cimientos de una administración pública municipal eficiente, honesta y transparente, que avale las servidoras y servidores públicos se conduzcan con valores y principios para la erradicación de la corrupción, suprimiendo al mismo tiempo las conductas y prácticas nocivas para el correcto desempeño del servicio público.


Aunado a ello, que indique la administración de los recursos públicos y humanos de los que disponen sea conforme a principios y valores éticos para su evaluación, demanda y un estricto apego a la ley con un genuino espíritu de deber y con claro sentido de la responsabilidad hacia la sociedad que su función implica, por lo cual era fundamental la aprobación de esta norma que tiene como principio rector las acciones afirmativas para garantizar la participación equitativa de las y los funcionarios municipales.


El Código de Ética para las y los Servidores Públicos del Ayuntamiento de Cuernavaca y sus Organismos Descentralizados fue a propuesta de la regidora Wendi Salinas Ruiz y elaborado bajo lo establecido en la Ley de Responsabilidades Administrativas para el Estado de Morelos que refiere que todo servidor público deberá observar el Código de Ética correspondiente conforme a los lineamientos que emita el Sistema Nacional Anticorrupción para que en su actuación impere una conducta digan que responda a las necesidades de la sociedad y oriente su desempeño. Revisado y analizado tanto por la Consejería Jurídica del municipio como por la Dirección de Mejora Regulatoria.


En su disertación, el presidente municipal, José Luis Urióstegui Salgado, celebró la entrada en vigor de esta disposición jurídica, reconociendo que debe llevarse a cabo una divulgación lo más amplia posible para que toda servidora y servidor público tenga acceso al mismo y su actuar se apegue en el mismo, teniendo claro que quien no lo haga puede ser sujeto de responsabilidades, como lo indica la Ley de Responsabilidades Administrativas y la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.


"Desde esta administración tenemos que proveer en las posibilidades máximas a ir disminuyendo hasta erradicar este tipo de conductas, como son la corrupción. El Código de Ética que hoy se presenta a este Cabildo seguramente contribuirá a lograr esos objetivos", afirmó.


Finalmente, la regidora Wendi Salinas Ruiz, puntualizó que las acciones afirmativas como principio rector de las personas servidoras públicas es fundamental para estar a la altura de lo que la sociedad exige y disminuir así la brecha con los sectores sociales históricamente olvidados y/o discriminados, requiriendo actualizar y acoplar la normatividad para que el fin siempre sea el superar la exclusión, siendo muestra de ella este reglamento que convertirá el reclamo de estos grupos en una mayor participación en los asuntos públicos.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo