top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción

Informamos a la opinión pública y a los medios de comunicación lo siguiente:

Las 27 colectivas feministas y mujeres autoconvocadas que organizamos la marcha de este 8 de marzo "Ante la impunidad machista, ¡Unión Feminista!” Nos sentimos conmovidas, contentas y fuertes, porque este miércoles más de 10 mil mujeres salimos a las calles a exigir una vez más JUSTICIA e igualdad. 


Informamos a la opinión pública y a los medios de comunicación lo siguiente:

El Comité de Seguridad detectó un grupo de choque integrado por hombres y mujeres con vestimenta negra, que se infiltraron entre los contingentes.


Estás personas  claramente no pertenecen a ninguna de las organizaciones convocantes a la marcha y tampoco a las mujeres que accionan de manera directa interviniendo edificios públicos y monumentos. Pues, no respetaron los acuerdos y recomendaciones de seguridad, que se hicieron públicas,  para el desarrollo de la marcha.


También se identificaron personas servidoras públicas del Ayuntamiento de Cuernavaca tomando fotografías a los rostros de  las compañeras que iban a realizar alguna acción directa de pintas etc, lo que es un claro hostigamiento por parte de la autoridad.

Lo anterior, es una práctica común del Estado  y la clase política para intimidar y deslegitimar nuestro derecho a la manifestación. 

Además, se registraron dos momentos de agresiones directas.


En Ollin, Casa de Artes, un hombre atacó verbalmente y físicamente a un grupo de compañeras que se concentraron en ese punto para unirse a la marcha.


Al llegar a Palacio de Gobierno, mientras un grupo de mujeres realizaban acciones de protesta, desde el interior de Palacio de Gobierno, concretamente desde las puertas principales y desde la parte de arriba (donde se encuentra la campana) arrojaron bombas de humo parecido al gas lacrimógeno, pues provocó afectaciones como irritación en ojos y garganta de todas las mujeres e infancias presentes. 


Lamentamos las agresiones que se presentaron en la Parroquia San José El Calvario, subrayamos la irresponsabilidad en la que incurrieron autoridades eclesiásticas y agrupaciones anti aborto que convocaron a un grupo de personas a resguardar el inmueble, situación que fue confirmada por los mismos asistentes y que provocó confrontación. 

Recordamos que en días previos a la protesta, el secretario de gobierno Samuel Sotelo, informó que desde la Mesa para la Construcción de la Paz y la Seguridad de Morelos se tomarían previsiones, y el comisionado de seguridad José Antonio Ortiz Guarneros, anunció actos para resguardar la ciudad, es decir, el uso del gas fue una acción planeada.


Además, fue evidente que sus discursos, ampliamente difundos por medios de comunicación con quiénes matienen convenios publicitarios, se tradujeron en una campaña que  estigmatizó,  criminalizó y fomentó el rechazo a la lucha feminista ponderando la integridad de las paredes, vidrios y pedazos de cemento por encima de la vida e integridad de las mujeres.


La postura que asumió el Estado frente a la marcha del 8 de marzo es inconcebible,  en una entidad donde desde el 2015 se decretó Alerta de Violencia de Género (AVG) por los altos índices de violencia que se registran desde 2000 y prevalecen a la fecha con mil 303 feminicidios.


Tan sólo en lo que va de este 2023, 15 mujeres han sido asesinadas,  el día de ayer por la mañana en el marco del #8M, en la capital del estado, fuimos testigas de otro feminicidio.  

A la ciudadanía; la movilización de miles de mujeres es una apuesta política y apartidista para denunciar la complicidad de los tres poderes de gobierno con el sistema que nos oprime. Nuestro protocolo más importante de seguridad es el cuidado mutuo. Las colectivas convocantes llamamos siempre al cuidado colectivo y el respeto a las víctimas. ¡Somos muchas y seremos más!

29 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


Publicar: Blog2_Post
bottom of page